viernes, 17 de noviembre de 2017

Jesús me quiere.-David Safier.



¡Hola Bibliófilos!

Bienvenidos. 

¿Cómo están? ¿Qué tal los trata éste sábado? Espero que muy, pero muy bien. Yo me encuentro muy bien. Son las 3.30 de la madrugada, y acabo de terminar el libro que pretendo reseñar. Sí, podría hacerlo en el día, ¿por qué no? Pero, me siento en la necesidad de compartirlo en éste momento. 

Bien, en la entrada de hoy les hablaré de "Jesús me quiere" de David Safier. 


Así que me dejo de tantas vueltas, y vamos a lo que realmente hemos venido. 

Autor: David Safier. 
Editorial: Seix Barral (Sello editorial de Grupo Planeta.)
Temas/Géneros: Romance, Comedia. 
Páginas: 295






DAVID SAFIER. 


Nació el 13 de diciembre de 1966, en Bremen.

Es un novelista y guionista alemán, de gran éxito internacional, que ha vendido más de tres millones de libros (2012).
Safier estudió periodismo y se formó profesionalmente en la radio y la televisión. En 1996 comenzó a trabajar como guionista de televisión. Las series en las que colaboró son Mein Leben und Ich ("Mi vida y yo"), Nikola y la comedia de situación titulada Berlin, Berlin. Su trayectoria como guionista se vio galardonada con premios como el Grimme, el Premio TV de Alemania y un Emmy a la mejor comedia internacional en los Estados Unidos.
Su faceta como novelista se inició en 2007, con Maldito karma, una comedia que le valió el éxito internacional  (título original Mieses Karma), publicada en español en 2009. La siguiente novela, de 2008, lleva por título Jesús me quiere, publicado en 2010 en España y que será llevada al cine. En marzo de 2010 se editó en Alemania Yo, mi, me... contigo.




Marie , una treintañera que vive en un pueblito alemán, tiene un gran talento para enamorarse el hombre inadecuado. Poco después de abandonar a su novio en el altar, conoce a Joshua, un carpintero un poco raro y desaliñado. Joshua es un hombre diferente a todos los que ha conocido antes: sensible, atento, desinteresado. Pero, desafortunadamente, tampoco él es el hombre perfecto: en su primera cita le confiesa que es Jesús. 

Al principio, Marie piensa que ésta loco de remate, pero lentamente se da cuenta de que su historia es cierta. Se ha enamorado del Mesías, que ha venido a la Tierra poco antes del Juicio Final. Marie deberá hacer frente no sólo al fin del mundo, cuyo desenlace es inminente, sino también al romance más descabellado de todos los que ha vivido.  



Otra vez, vuelvo con una novela de David Safier. Aunque tengo pendiente otra reseña de uno de sus libros, decidí publicar ésta, porque es la más reciente, y necesitaba descargar todo lo que me hizo sentir. 

Éste libro, al igual que los dos anteriores que he leído de Safier, me ha fascinado desde el comienzo. Es que, creo que es imposible que uno de sus libros no enganche. Quien lo haya leído, sabrá que no miento o exagero con ésto. 

La narrativa de Safier es excelente; super fluida, entretenida, amena, super fácil de leer. No sé, sinceramente, no encuentro palabras para describir su manera de narrar. Su forma de encontrar puntos cómicos donde, por lo general, no nos esperaríamos encontrar ningún chiste, es increíble. No hay una sola página de éste libro que no saque una sonrisa como mínimo, aunque yo he de admitir que he sido más de las carcajadas. (Mi marido estuvo, una vez más, a punto de meterme a un psiquiátrico con camisa de fuerza.) 

La historia...Uff, la historia. Es de lo más surrealista y de lo mejor que he leído. Se me hacía super extraño fangirlear con Joshua (Jesús) eso no me parece del todo normal. A ver que es normal enamorarse de ciertos personajes: un vampiro, un hombre lobo, un multimillonario sadomaso, un multimillonario con un pasado oscuro, un tipo de la noche, etc., pero de Jesús, ¡del mismísimo Jesucristo!, como que... ¡Noooo! Me resultó demasiado. Igual, ojalá existieran hombres así. No importa si son carpinteros, electricistas, plomeros, barrenderos o están forrados en dinero. Jajajajaja. 

Iba a adentrarme tantito más en la historia, pero me voy a emocionar y voy a soltar spoilers, y nadie quiere eso, ¿no? ¿Vieron? 

Es de esos libros adictivos que no puedes parar de leer, quizás no tanto por el hecho de saber el final, sino porque quieres seguir leyendo las ocurrencias del autor. Llegas a empatizar muchísimo con los personajes y, créanme, te encariñas y emocionas un montón. Bueno, al menos, a mí me sucedió y eso que para que un libro me emocione está difícil. Los personajes es que son bellísimos, están muy bien construidos y dan la sensación de realidad. Algo a lo que no estoy acostumbrada en el género romántico, donde son siempre, o casi siempre, todos tan plásticos, tan perfectos... Aquí no pasa eso, aquí son personajes normales y corrientes, con emociones disparatadas y emocionantes. 

Algo que me encanta de David Safier es que, siempre, pero siempre hace que te lleves un gran mensaje, para que reflexiones y lo puedas poner en práctica. Cada libro suyo, entre risas, situaciones extrañas y de lo más divertidas, esconde una enseñanza, una reflexión, un mensaje o moraleja, que  sirve mucho para la vida. 

Sin duda alguna éste es un libro que recomiendo muchísimo, pero más aún recomiendo leer al autor. Cada libro suyo está impregnado de esas risas e ideas super diferentes que son super adictivas. 




Y eso ha sido todo por la entrada de hoy. 

¿Han leído el libro? ¿Lo leerían? 

Recuerden que no hay mejor juez que uno mismo. Mi opinión es solo una más entre tantas otras. 


COMENTARIOS GPLUS
COMENTARIOS CLÁSICOS

2 comentarios:

  1. Hola!
    Leí este libro hace un tiempo y me encantó, en serio. Adoro ese toque de humor e ironía que tiene.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Nunca había escuchado de éste autor ni de éste libro pero que con la sinopsis se ganó mi curiosidad y con tu reseña mis ganas de leer algo de él. Ya lo apunté en mi lista (sin fin) de libros que me interesan.
    Gracias por la reseña, nos leemos pronto n.n/

    ResponderEliminar

¡Hola! Me encanta que me dejen sus comentarios y, por lo tanto, poder interactuar con quienes me leen. Está demás decir que acepto críticas positivas y negativas, mas no insultos y faltas de respeto, es por este motivo que los comentarios tienen moderación.
¡Respondo siempre que puedo! Así que comenten con gusto y tranquilos, siempre estoy al pendiente de lo que ustedes me quieran decir y compartir.

Ailuz.