viernes, 12 de enero de 2018

Por Una Sonrisa.-Juani y Chema



¡Hola Bibliófilos! 

Bienvenidos. 

¿¡Qué tal está usteeeeed!? ¡¡¡¡Bieeeeeen!!!! Jajaja, lo siento, no he podido evitarlo. Fuera de ésta introducción que sale de lo común en mí (espero que no me salte el Copyright, jajaja), deseo, como siempre y de todo corazón, que estén más que bien. Yo me encuentro espectacular, super bien, de lo mejor. A pesar de que son más de las dos de la madrugada (a decir verdad, siempre que escribo una entrada es más de esa hora) estoy escribiendo una nueva reseña, pero es que no puedo, ¡NO PUEDO!, no hacerla a la de ya. Siempre procuro, escribir mis sentimientos y reacciones, para con un libro, lo antes posible, para que éstas sean lo más fieles a la verdad; sin embargo en éste momento, no solo es por ello, sino más bien porque necesito desahogar mi fangirleo. 

El día de hoy, les traigo la reseña de "POR UNA SONRISA" de Juani y Chema. Sinceramente, me hace demasiada, demasiada ilusión esta reseña, así como me lo hizo el recibir su correo y el libro. 

Juani y Chema, de mi corazón (disculpenme no lo puedo evitar, jajaja.), mil millones de gracias por permitirme leer su historia. A pesar de los problemas que he tenido para poder responder. Escribí un enorme testamento, para que luego no se enviara. ¡Qué suerte la mía! En fin, que sí me ha llegado y en perfectas condiciones, y ya me lo he devorado como el ratón de biblioteca que soy. 

También debo agradecerle a Bey del El Pequeño Rinconcito de Bey, por haberme puesto en contacto con ésta hermosa y bella mujer y, que gracias a ella, haya podido introducirme en el mar de emociones contenidas en éstas páginas. 

Sin más vueltas que darle, y dejando mis enormes y extensas introducciones de lado, vamos con la reina de la noche (o de la mañana, tarde..., bueno ya saben ¿no?): "La Reseña".


P.D.: Esta reseña fue escrita el día 9 de Enero, pero por los motivos nombrados anteriormente, no he podido subirla hasta el día de hoy. =( Solo quería comentarlo. Ya, ya, dejen las chancletas que ya vamos con lo importante. 

P.D 2: Puede que esta sea una reseña por demás extensa, así que prepárense para una dosis de fangirleo extrema y una reseña fuera de lo común. 




Autor/es: Juana María Aragon Bernal - José María Campos Fortún. 
Editorial: CulBuks
Páginas: 253
¿Lo quieres?: Amazon



JUANA MARÍA ARAGÓN BERNAL (JUANI)


Nací el 24 de junio de 1960 en San Juan de Puerto Rico, pero comencé a viajar por el mundo junto a mi familia a los diez días de vida debido al trabajo de mi padre, Gabriel Aragón Bermúdez, al que todos conoceréis como Gaby el de los payasos de la tele: Gaby, Fofó y Miliki). En 1970, mis padres se divorciaron y regresé a España con mi madre, Carmen Bernal Marín, y mi hermana Cary. Esos cambios hicieron de mí  una niña tímida por lo que me refugiaba en los estudios, los libros de aventuras y dibujaba sin parar soñando con poder hacerlo algún día para Disney.  Con trece años me trasladé Estados Unidos, (primero a California y después a Florida) y terminé casada con 18 años y tuve dos hijos: Mayra y Christopher. Tras mi divorcio (a los 23 años) regresé a Madrid donde conocí a José Miguel Morán, nos casamos y tuvimos a nuestra hija, Sandra.

En 1999 nos trasladamos a Georgia (Estados Unidos), para comenzar una nueva vida y lograr nuestro particular “sueño americano”, pero José Miguel añoraba España y regresamos. Primero llegó él y durante nuestra separación comencé a escribir un blog a modo de diario, Between U.S.A and Spain, lo que me permitía narrar mi vida cotidiana mientras esperaba volver a reencontrarnos en Madrid. En aquel tiempo también escribí un libro de historias y recetas, Food Stories, pero la intención de publicarlo se desvaneció al enviudar repentinamente al volver a Madrid.

No volví a escribir hasta conocer, a través de eDarling, a José María.



JOSÉ MARÍA CAMPOS FORTÚN. (CHEMA)

Nací el 7 de marzo de 1959 en Longás, un pueblecito de la comarca de las Altas Cinco Villas en la provincia de Zaragoza.

Siempre me gustó leer. Mis primeros contactos con la literatura fueron las historias de aventuras de Emilio Salgari, Enyd Blyton y Julio Verne que llenaban mis tardes de verano, pero mi pasión por la escritura se desarrolló años más tarde “gracias” a un rutinario trabajo en una fábrica que me permitió desarrollar las ideas literarias que bullían en mi cabeza.

En 1988 me casé con María José, quien pocos años más tarde (1995) sufrió un derrame cerebral que le produjo una hemiplejia, que comenzó a limitar claramente nuestra libertad de movimiento y que propició que dedicara más tiempo a plasmar en papel mis inquietudes.

En 2002 comencé a participar en pequeños certámenes literarios y en 2004 vio la luz mi primera obra: Desnudo Integral de un Espíritu Inquieto, una crítica a los fanatismos religiosos, un canto a la vida y a la naturaleza, aderezados con algunas reflexiones, “hechas a pie de calle”.

Tras un periodo alejado de las letras debido a los cuidados que necesitaba mi mujer, en 2010 tras su repentino fallecimiento retomé el hábito de anotar mis pensamientos, a la vez que sentía renacer la esperanza de volver a ser feliz con alguien a mi lado. En 2012, contacté con eDarling aunque no fue hasta 2013 cuando volví a encontrar el amor de verdad, en la persona de Juani, coautora de este libro.



Por una sonrisa es una historia real de nuestro tiempo: la del amor de Juani —de Madrid— y Chema —de Zaragoza—, una mujer y un hombre que vuelven a encontrar el amor, pasados los cincuenta, a través de eDarling.
En Por una sonrisa son los propios protagonistas los que narran, mano a mano y en primera persona, su historia de amor, permitiendo al lector sumergirse en sus sentimientos y pasiones más íntimas, en su dolor más profundo, en sus miedos y dudas a través de sus mensajes en eDarling y sus e-mails.
Ella no buscaba el amor… y él no lo buscaba tan lejos. Pero desde el primer contacto comenzaron a sentir una cierta atracción, nacida de la gran cantidad de coincidencias en sus vidas pasadas. Durante cuarenta y cinco días los contactos se producen únicamente a través de la pantalla del ordenador, sin una sola llamada de teléfono. Pero poco a poco irá naciendo el amor entre ellos… Por una sonrisa es la verdadera historia de un amor nacido en eDarling.





¡Uffff! ¡Madre del amor hermoso! Como ya sabrán a éstas alturas del partido soy incapaz de irme a dormir después de acabar un libro que me ha encantado y peor aún soy cuando tengo que plasmar en un documento en blanco lo que sentí con dicha historia. Aunque he de confesar que se me da mejor expresarme por escrito que oralmente. En fin... 

Cuando Bey me recomendó este libro y me dijo que había amor, debo admitir que dudé. Sí, dudé, y quienes me conozcan lo suficiente, ya deben de haber adivinado el motivo. Dudé porque soy una persona que poco lee sobre esto. ¡Ojo!, creo en el amor. Yo misma lo vivo, pero... En fin que me enrollo como una persiana. Cuando ella me lo recomendó, dudé, pero como siempre que me recomienda una lectura, no puedo decirle que no, porque sé que ella sabe lo que me gusta, sabe cómo conquistarme y, hasta el momento, jamás le ha errado.

En este libro, nos encontraremos con una historia... ¿fuera de lo común? No lo sé. Pero lo que sí sé es que esta historia no es ficción, es una catarsis por parte de ambos, para compartirle al mundo que el amor existe, solo hay que saber buscarlo. "El amor es como la magia, solo existe a los ojos de quienes lo han llegado a vivir". Una historia trágica, con dolores, angustias..., pero con muchísimo amor. Una historia de vida. 

Amé cada una de las palabras plasmadas en este libro. Todas y cada una de ellas reflejan algo excepcional. Una historia de cómo una vida puede romperse en mil pedazos de la noche a la mañana, pero cómo el amor, un amor inesperado, es capaz de juntar esos trozos y reparar un corazón y un alma heridos. Lloré demasiado con este libro, y eso que para que a mí se me caiga el lagrimón está complicado, sin embargo esta historia me llegó al corazón. Durante todo el recorrido por estas páginas, pude ponerme en los pies de ambos y ver, aunque sea una milésima parte, desde su punto de vista la vida. Con esta lectura, me llevo demasiadas enseñanzas, buenos momentos, llantos y risas. Sí, risas. Porque la manera de narrar de Juani y Chema (ya les diré así porque me he encariñado y enamorado de ellos), muestran lo crudo de la vida, sin olvidar el sentido del humor. Las risas son el bálsamo del alma, ¿no? 

La historia de ambos, no solo de cómo se conocen y demás, sino lo que cada uno vive antes de este encuentro, me conmovió y a la vez me hizo mucha ilusión poder conocer un poquito más de ambos. 

Si tengo que ser sincera, con este libro no solo he salido de mi zona de confort en cuanto a lectura se refiere, sino también a la hora de reseñar. ¿Por qué? Porque no puedo hablar de personajes, cuando estos son de carne y hueso. Porque no puedo hablar de narrativa, cuando no nos están narrando, sino que nos cuentan como si estuviésemos entre amigos. Porque no puedo hablar de construcción de la historia, cuando la misma vida y el destino la han construido. Solo puedo repetirme y decir que fue algo emocionante de leer. Lo comencé y acabé en un mismo día. En un par de horas, lo había devorado. No podía dejarlo, no podía sacarme la cabeza la pregunta: ¿Y qué pasará después? Aunque desde la portada, ya sabemos cómo acaba esta historia, no puedes despegar tus ojos de las páginas ni un segundo. En serio, me sentí como si estuviera en una tarde de domingo, sentada en el jardín con un mate en la mano y escuchando a Juani y Chema contar su historia. Me transporté a Madrid y a Zaragoza y me sentí a su lado. Creo que no siempre sucede eso con un libro, al menos, no me ha pasado demasiado seguido. Me sentí como si los conociera de toda la vida; una conexión única que me ha enamorado. Sí, me he enamorado de dos personas, a miles de kilómetros de distancia. Y en más de una ocasión (por no decir durante todo el libro) quise nadar hasta España, para abrazar a estas dos personitas. 

La historia no solo está contada por ellos de manera narrativa, sino que, también, a través de mensajes (mails) que se fueron enviando durante el tiempo en el que, por casualidades de la vida o fuerza del destino (como gusten llamarlo), se encontraron en eDarling. En esos mensajes, se ve más de ellos, una parte más íntima, quizás. Su sentido del humor, se hace presente durante todo el libro, no solo durante los mails y el contacto entre ambos, sino también a lo largo de toda la historia, mostrándonos que jamás, por más cruel que pueda ser la vida a veces, hay que perder la sonrisa. 

Las imágenes son increíbles, porque sí, en este libro hay imágenes, no solo de ellos como pareja, sino también aquellas que se envían a través de los mails, a la hora de conocerse un poco más. Me enamoré de ese jardín... (Se me cae, lentamente, la baba.) Y de las fotos de Juani...¡Ni hablar! Todas y cada una de las fotos que aquí nos encontramos, son una maravilla. 

En conclusión, este es un libro que no solo habla del amor, del encuentro, de la pareja; sino que también nos transmite enseñanzas de vida, cómo a pesar de las adversidades de la vida uno puede salir adelante. Nos muestran que, aunque a veces queramos tirar la toalla, siempre, siempre hay un motivo para seguir viviendo. La familia, el amor, la amistad...todos pilares fundamentales, a la hora de valorar lo importante de la vida. Muchas veces llegamos a pensar que Dios, el mundo, en fin, todo lo que nos rodea y en lo que creemos, nos ha abandonado; que la vida es demasiado cruel y sádica para seguir viviéndola, pero no. No, no es así, siempre hay un motivo para levantar la cabeza y continuar, porque no hay personas fuertes y débiles, solo personas que saben apreciar lo bueno de la vida, que saben ver el amor en quienes lo rodean. 

¿Qué si lo recomiendo? Jooooooooo, ¿es que no ha quedado claro? Es un gran, enorme y rotundo... ¡SÍÍÍÍ!. Creo que necesito unos cinco ejemplares, uno para enmarcarlo, otro para ponerlo en una especie de altar (sí, no estoy del todo cuerda), otro para ojearlo una y mil veces (este que leí), y dos más para regalar a personas muy queridas y que sé que disfrutarían con su lectura, tanto como yo lo he hecho. 

Ya advertí en un comienzo que esta reseña sería fuera de lo común y bastante más extensa a lo que los tengo acostumbrados, pero si estuvieran en mis zapatos comprenderían por qué. Ya saben que a la hora de reseñar un libro intento ser lo más transparente posible, hablarles de corazón y con total sinceridad, por ese motivo esta reseña es bastante diferente a las demás, porque el mismo libro, es diferente a los demás, al menos, de los que he tenido la fortuna de reseñar. 

Espero que si no han tenido la buenaventura de leer este libro, no esperen más y se hagan con su ejemplar, porque no se van a arrepentir, en lo absoluto. 

Nuevamente, muchísimas gracias Juana por brindarme, tú y Chema, (espero no te moleste que me refiera a él así. Jajaja.) tan bella oportunidad. Me encantaría leer algo más de ustedes. 


Y eso ha sido todo por la entrada de hoy.

¿Han leído el libro? ¿Lo leerían? 

Recuerden que no hay mejor juez que uno mismo. 

COMENTARIOS GPLUS
COMENTARIOS CLÁSICOS

3 comentarios:

  1. ¡Hola, Ailuz!
    No sabes hasta que punto nos has emocionado con tu reseña... ¡¡Es absolutamente maravillosa!! Gracias por leer nuestro libro y por tanto cariño como nos has demostrado.
    Te deseamos mucho éxito con tu blog y, en la vida mucho amor y miles de sonrisas.

    Besos y un enorme abrazo desde Zaragoza,
    Juani y Chema

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Me ha encanto tu reseña y aparte puede ser un libro que no pase mucho de leerlo porque yo amo todo lo relacionado con el amor aunque a veces soy mas de misterios y esas cosas.
    Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  3. Adoro tu reseña, tan cercana y detallada. Este es uno de mis libros preferidos y fue el mejor que leí el año pasado. 😊📚

    ResponderEliminar

¡Hola! Me encanta que me dejen sus comentarios y, por lo tanto, poder interactuar con quienes me leen. Está demás decir que acepto críticas positivas y negativas, mas no insultos y faltas de respeto, es por este motivo que los comentarios tienen moderación.
¡Respondo siempre que puedo! Así que comenten con gusto y tranquilos, siempre estoy al pendiente de lo que ustedes me quieran decir y compartir.

Ailuz.