sábado, 24 de febrero de 2018

Libros Digitales Vs. Libros Físicos.




¡Hola Bibliófilos! 

Bienvenidos.


¿Qué onda? ¿Cómo están? ¿Todo bien? Espero, de todo corazón que así sea. Yo aquí ando, esperando que me conecten de una vez por todas el Internet, es que yo así no puedo vivir. ¡Se los juro!


El día de hoy, vengo con un tema más bien random, algo que quiero exponer. Esta vez, como se darán cuenta, no vengo ni con reseña ni entrevista ni un booktag (por cierto hace mucho que no hago uno), sino que vengo con una reflexión, estudio, valoración personal, pónganle el nombre que ustedes deseen y con el que más cómodos se sientan. Hoy vengo a hablarles de: "Libros digitales Vs. Libros físicos".


¿POR QUÉ HE DECIDIDO ABORDAR EL TEMA?


En la tarde noche de ayer, navegando por diversos blogs, me encontré con una entrada que me llamó la atención, (perdón por no recordar el nombre de la entrada y/o blog. Si lo encuentro lo agregaré, para que ustedes lo puedan leer si así lo desean), del año 2011 en el que se hablaba de las ventajas y desventajas de los libros digitales, mencionando en una parte de la entrada que: "...la venta de libros digitales va en aumento, mientras que la venta de físicos ha decaído en un gran porcentaje proporcionalmente a la suba de sus hermanos digitales", o algo por el estilo. Esta afirmación me llevó a que, siete años después de creada esa entrada, hiciera varias encuestas en diversos grupos de Facebook y demás redes sociales, sobre qué formato se estaba leyendo más en la actualidad y me he llevado la sorpresa de que, en efecto, el creador de la, ya mencionada, entrada tenía ¡TODA LA RAZÓN! 


Las encuestas realizadas en Facebook, Twitter e Instagram, dieron como resultado un porcentaje de, aproximadamente, 70% para el digital contra un 30% de los físicos. Cada uno con sus razones de peso.


¿QUÉ PUDE VER CON ESTAS ENCUESTAS?


La Era de los libros digitales, por tiempos, espacio, comodidad, economía, está ganando terreno, mientras que los libros físicos poquito a poco quedan relegados a un segundo plano. Aunque seguirán vigentes, ya que muchos de los que contestaron a favor del digital, dijeron que aun prefiriendo la tecnología, por diversos motivos, los libros físicos no tienen comparación, dado que se involucran más sentidos. ¡Eso es totalmente cierto! A pesar de estar sumidos en una vorágine digital, en lo que se refiere a libros, muchos tenemos preferencia por la versión analógica, por fetiche, nostalgia, etc. Podríamos decir que es un pequeño oasis en la Era de la hiperconexión.


He decidido, en esta entrada, agregar los motivos de peso que me han aportado muchos de los lectores, para leer en digital. Aunque no solo me limitaré a ellos, sino que haré una comparativa, según mi percepción sumada a los comentarios sobre las ventajas y desventajas, actuales, de cada uno de los formatos. 


Comencemos por lo analógico, es decir, por los libros en físico. 


FÍSICOS. 


Ventajas. 


  1. Se involucran más sentidos, lo que hace que nos empapemos de manera más fácil y rápida a lo que se nos está contando. 
  2. Si te gustan hacer anotaciones en los bordes o marcar con post-it tus citas favoritas, es la mejor opción. 
  3. No corres el riesgo de perderlos por un error de dedo o del sistema del dispositivo si lees en tableta o smartphone. A no ser que los prestes, ahí sí que puedes perderlos, pero ese es otro tema. 
  4. No te cansa ni daña tu vista. Aunque esto tampoco pasa con dispositivos y aplicaciones que bloquean o directamente no tienen luz azul que es la que perjudica la visión y cansa la vista. 



Deventajas. 


  1. Ocupan espacio. 
  2. Son más caros. 
  3. No siempre están disponibles en tu país. (Sobre todo si eres latinoamericano)
  4. Si compras por Internet puede demorar una eternidad en llegar a tu casa, incluso no llegar nunca. (En este caso también hablando de latinoamérica) 
  5. Es un engorro tener muchos cuando toca mudarse. 
  6. Llevarte un libro, dependiendo de su grosor, para leer en el transporte público o en una sala de espera, es incómodo y deja de ser un placer para ser un estorbo si es que no hemos tenido oportunidad de leerlo. 
  7. Si quieres o tienes que hacer un viaje largo a un lugar (ya sea por trabajo, vacaciones o cualquier motivo) en el que te quedarás varios días y quieres llevar contigo a tus pequeños, necesitas un bolso más, lo que, hace que te lo pienses dos veces si viajas a en avión. 
  8. Tienes que acomodarte de mil y una formas, para que no te adormezcas y que los calambres no lleguen a ti. 



DIGITALES. 


Ventajas. 


  1. Son, de acuerdo al libro, hasta un 70% más baratos, dependiendo si lo compras de oferta, en lanzamiento, etc., si no es así, es un poco más lo que debes invertir, pero rara vez superan el valor del formato físico. Incluso podrás encontrar ofertas de autores independientes que dejan que los descargues gratis en diversas plataformas legales. Y lo mejor: ¡No hay gastos de envío! 
  2. Puedes irte a dónde te plazca con miles de libros, sin preocuparte por bolsos de más, el peso, etc. 
  3. Puedes tenerlos en el momento. Una vez finaliza la transacción, los descargas y lo tienes en tu dispositivo. Fácil y rápido. 
  4. No ocupan espacio, salvo la memoria del dispositivo que utilices, pero eso se resuelve haciendo un backup si lees en teléfono o tableta, incluso puedes solucionarlo comprando una memoria más grande. Si es en Kindle, no hay tanto problema con ello. 
  5. Siempre tendrás disponible el libro que busques. No más eso de: ¡AGOTADO! Cosa que sí te encuentras en formato físico, cuando no son IBD (Impresos Bajo Demanda) 
  6. Es más cómodo para leer en las noches, más que nada si tienes pareja o alguien que duerma en la misma habitación. Además de la facilidad de adaptarse a tu postura. 
  7. Puedes leer en cualquier momento y lugar, solo basta encenderlo, elegir el libro y ya. 
  8. Si te mudas, no ocupa demasiado espacio. 


Desventajas


  1. Si no tienes un dispositivo que soporte lector, o un eReader como tal, tienes que hacer una inversión inicial que muchas veces duele. 
  2. Corres riesgo que si se te estropea móvil o tablet, pierdas tus libros. Motivo que se soluciona comprando en plataformas como Amazon que se sincroniza con la cuenta. Pero si compras en plataformas como Lektu en epub, mobi o pdf, puede que los recuperes, pero es un engorro. Aunque el mayor peligro es que si olvidas tu contraseña y pierdes o se te rompe el dispositivo, puedes no recuperar la inversión jamás. 
  3. Es más impersonal y muchas veces preferimos el papel, por la cuestión de que vivimos todo el día conectados y seguir con tecnología en nuestro tiempo de ocio no es lo que más nos gustaría. 
  4. Cansan la vista y según estudios si lees en dispositivos móviles antes de dormir no ayuda a que descanses. Este es otro punto de fácil solución ya sea comprando eReader (Kindle o cualquier marca)que viene con una intensidad lumínica adaptada al lector o descargando una app en el celular o tableta que bloquee la luz azul. 
  5. Si eres escritor es más fácil que corras el riesgo de ser pirateado, aunque ahora existen formas de saberlo y tomar cartas en el asunto. 



Como dije, son ventajas y desventajas que le veo yo y muchos otros lectores a cada uno de los formatos, puede que haya algunas más o algunas que a otros no se parezcan ventajas o desventajas, ya que no todos lo vemos de la misma manera y eso es lo bueno de las opiniones diferentes. Sin diversidad, nada sería divertido.


En conclusión, aunque yo amo con todo mi ser los libros en físicos, considero que el formato digital a ayudado a romper fronteras, a que los lectores podamos leer más y tener mayor acceso a diversos contenidos que antes era imposible. A pesar de que considero que el libro físico jamás desaparecerá, he de reconocer que lo virtual está ganando un gran y amplio terreno a la hora de decidir qué y cómo leer. 


Y eso ha sido todo por la entrada de hoy. 


Espero que sea de su agrado, si difieren en algo o creen que debería haber agregado algún punto más, no duden de dejarlo en los comentarios. 


Sin más,  me despido. ¡Hasta la próxima! 





COMENTARIOS GPLUS
COMENTARIOS CLÁSICOS

7 comentarios:

  1. ¡Holaaaaaa!
    Coincido totalmente, pienso que no hay nada como el libro en papal, tiene otra magia, además de las ediciones lindas que nos hacen fangirlear y demás, pero el libro digital es más barato y ayuda en muchas ocasiones, como viajes. Yo personalmente leo en las dos, prefiero evidentemente en papel, pero a veces hay que ahorrar y el bolsillo duele.
    Un beso, me encantó la entrada! ♡

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Ailuz! Me resulto hiper interesante esta entrada. En mi caso leo de los dos, ebooks y libros físicos. En verdad los prefiero en físico, pero como viajo todos los días en ómnibus me resulta mas cómodo trasladar mi kindle que los libros. Además como bien dices es mas barato, y la gran mayoría de los que leo de manera digital son los que nunca van a llegar a Uruguay.

    En definitiva lo importante es que hay para todos los gustos, y acercar la lectura a la gente es lo necesario.

    Un beso, nos estamos leyendo. Paula de Peekabook

    ResponderEliminar
  3. Hola! un tema la mar de interesante el que abarcas. A mi me encanta la lectura en libros físicos, el hecho de palpal las ojas, el olor... me encanta tener una bonita colección, lo veo muy romántico. Pero es cierto que muchas veces la economía tira más y al final acabas leyendo en digital. Mientras se pueda leer da igual cómo hacerlo, lo importante es la historia no el objeto. Un beso!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Me ha encantado tu post. Yo siempre he leido tanto en fisico como en digital, pero si que es verdad que es más práctico el digital que el físico, pero nunca dejaré de leer en físico, y tocar las páginas, olerlas, y disfrutar de la magia que tiene un buen libro de tapa dura, una manta, y un café, y todo eso en un día de lluvia. Así que para mi siempre ganará el físico aunque económicamente, sea más complicado todo.
    Besos<3

    ResponderEliminar
  5. Realmente no puedo negar que tu Blog es una maravilla. <3

    ResponderEliminar
  6. Ailuz, coincido en que los libros físicos están para quedarse. Yo leo en ambas formas y prefiero una y otra de acuerdo con las circunstancias. Yo no tengo lector pero tengo una tableta para lo mismo y tengo el Adobe, kindle y kobo; los tres e sincronizan así que si pasa algo con la tableta no pierdo los libros. Por otro lado duele más la pérdida del dispositivo, a veces vas leyendo en la calle y se te cae tu libro al piso, lo levantas, sacudes y ya, ¿te imaginas si se te cae el kindle? Seguro me daría un infarto, jaja. Un saludo. ;)

    ResponderEliminar
  7. He leido todos y cada uno de los comentarios y me alegra demasiado que les haya gustado.

    Un besazo.

    ResponderEliminar

¡Hola! Me encanta que me dejen sus comentarios y, por lo tanto, poder interactuar con quienes me leen. Está demás decir que acepto críticas positivas y negativas, mas no insultos y faltas de respeto, es por este motivo que los comentarios tienen moderación.
¡Respondo siempre que puedo! Así que comenten con gusto y tranquilos, siempre estoy al pendiente de lo que ustedes me quieran decir y compartir.

Ailuz.