miércoles, 7 de marzo de 2018

Los caballeros de la ciencia. - Juan Soto Miranda.





¡Hola Bibliófilos!

Bienvenidos.


¿Qué tal? ¿Cómo están? Espero de todo corazón que muy pero muy bien. Yo sinceramente ya estoy hasta las narices de no tener conexión, pero aquí le sigo porque soy una mamá luchona que quiere lo mejor para su pequeño blog. 😂


El día hoy, les traigo la reseña de "Los caballeros de la ciencia" de Juan Soto Miranda. Una historia que me ha mantenido enganchada de principio a fin, a pesar de que he demorado demasiado en leerla, porque me han interrumpido como nunca. 😭


Muchísimas gracias, Juan por permitirme leer esta magnífica historia. 💜😍


Sin más dilación, vamos a lo que hemos venido.




Autor: Juan Soto Miranda

Editorial: Autopublicado

Páginas:540

¿Lo quieres?:Amazon




Juan Soto Miranda 

(Madrid, 1974). 


A pesar de ser alumno destacado en las asignaturas de letras durante su formación preuniversitaria, orientó su carrera a las ciencias, estudiando Ingeniería Superior Informática. Sin embargo, desde siempre ha tenido inquietud por escribir y, con dedicación y constancia, compatibilizándolo con sus obligaciones laborales y familiares, ha conseguido concluir este ambicioso primer proyecto: Los Caballeros de la Ciencia. 


Amante de la lectura, el deporte, la naturaleza y los viajes, que inspiran algunas de las escenas de su libro, se define como un perfeccionista. En la actualidad trabaja en su segunda novela, que compartirá algunos de los personajes con la anterior 





La aparición de tres cadáveres reproduciendo la escena de la crucifixión de Cristo, con referencias a versículos de la Biblia perfectamente talladas en la madera, da comienzo a un caso sin precedentes. El protagonista de la escena es Jesús López, un famoso misionero benedictino criado al amparo de una todopoderosa familia, con el cardenal Gabriel Harrington a la cabeza, sin ninguna relación aparente con los otros dos crucificados.

La investigación llevará a la sargento María Ballesteros al misterioso diario del misionero, cuyas extrañas anotaciones constituyen un nuevo enigma que pondrá en el punto de mira a Los Caballeros de la Ciencia, un desconocido grupo al que el manuscrito hace referencia, y al cardenal Gabriel Harrington, que está siendo amenazado en relación a un antiguo y controvertido proyecto empresarial, y cuyas condicionadas respuestas no dejarán satisfecho a nadie.

El padre Daniel, mentor del misionero, y el hermano Federico, su mejor amigo, colaborarán con las autoridades en una trepidante historia en la que la conjunción de religión y ciencia, intereses económicos y espiritualidad, asesinatos, misterio... les llevará en un viaje hasta los más altos estamentos eclesiásticos en el Vaticano, donde se desarrollará la partida final que revelará los motivos de una renuncia papal y el secreto mejor guardado de la Iglesia.




Cuando leí la sinopsis de este libro me convencí definitivamente de que esta historia era para mí. Aunque solo he leído El código Da Vinci y nada más de Dan Brown, me atrevo a decir que esta obra tiene una fuerte influencia por su parte. 


En esta historia tenemos como eje principal a la Iglesia, algo que muy pocos se han atrevido a tocar, pero que por suerte poco a poco esto se está dejando de lado permitiendo que sea una parte fuerte en lo que novela negra, thriller y/o policial se refiere. 


La historia comienza en las sierras madrileñas cuando un anónimo denuncia la aparición de tres cadáveres representando la escena de la crucifixión de Cristo. Es allí donde Maria Ballesteros comenzará la investigación para descubrir quién o quiénes han sido culpables de tal atrocidad que se ha cobrado la vida de tres hombres, destacando entre ellos Jesús López un misionero benedictino, adorado por todos. 


Una trama que me ha fascinado de principio a fin, haciendo que, a pesar de las continuas interrupciones con las que me he encontrado en el trayecto, no haya podido desconectar de los sucesos relatados, encontrándome con sorpresas y giros argumentales que no me esperaba, cosa que rara vez me sucede cuando se trata de este tipo de libros en los que los giros son bastante previsibles. 


Aunque este género tiene como una característica la poca profundidad de los personajes, puedo decir que esta, llamémosle, regla no se cumple. Me ha encantado el personaje de María, con el que he simpatizado desde un comienzo. 


Para concluir, debo decir que la prosa de Juan es fluida y amena, aunque sí debo marcar un punto y es que en ocasiones se me ha hecho bastante repetitivo en lo que al caso por resolver se refiere, ya que se nombran, una y otra vez las pruebas o falta de estas. En el primer caso está bien repetirse, según mi percepción claro está, cuando no queremos que el lector se pierda, pero no sucede lo mismo cuando hay ausencia de las mismas, por el simple hecho que desde el comienzo sabemos que hay pocas o nulas pistas que seguir. A pesar de esto que menciono, el libro es muy fácil de leer y con muchísimo misterio. Y con un final más que sorprendente. 😱 


En conclusión, un libro que recomiendo por su facilidad de lectura, por su trama bien construida, por su sencillez y originalidad, además de excelentes personajes. Sin duda alguna, una historia que merece la pena ser leída. 

Mil gracias, una vez más, Juan por permitirme el que me pudiese adentrar en estas páginas, ha sido maravilloso. 😍







Y eso ha sido todo por la entrada de hoy.


¿Han leído este libro? ¿Lo leerían?


Recuerden que no hay mejor juez que uno mismo. Todas las opiniones son igual de válidas.



COMENTARIOS GPLUS
COMENTARIOS CLÁSICOS

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Hola! Me encanta que me dejen sus comentarios y, por lo tanto, poder interactuar con quienes me leen. Está demás decir que acepto críticas positivas y negativas, mas no insultos y faltas de respeto, es por este motivo que los comentarios tienen moderación.
¡Respondo siempre que puedo! Así que comenten con gusto y tranquilos, siempre estoy al pendiente de lo que ustedes me quieran decir y compartir.

Ailuz.